in

La concesión de hipotecas baratas se prolongará durante unos meses más

Los expertos consultados indican que la decisión del Banco Central Europeo de aplazar la subida de los tipos a finales de 2019 suavizará la subida del Euribor

La decisión del BCE de retrasar la subida de tipos podría prolongar unos meses más la comercialización de hipotecas variables baratas. La entidad central anunció la semana pasada que posponía hasta finales de 2019 la subida de tipos de interés prevista para antes del verano por los signos de frenazo económico en la zona euro, sobre todo en Alemania e Italia. De estas referencias depende el Euribor, el indicador más utilizado en España para calcular las hipotecas y que cerró febrero todavía en una tasa negativa del -0,108% tras registrar un ascenso de 0,083 puntos. Sin embargo, el cambio de rumbo del BCE con la consiguiente modificación del calendario de los tipos de interés podría moderar las próximas subidas del indicador de referencia para los créditos hipotecarios.

El experto en hipotecas de HelpMyCash, Miquel Riera, admite que resulta «difícil de predecir» el futuro en este terreno ya que «no depende únicamente de la evolución de los tipos oficiales». «Es muy probable que, tras las medidas anunciadas por el BCE, la subida del Euribor se suavice y se tarde más en superar la barrera del 0%, lo que retrasaría el encarecimiento de las hipotecas variables y, de rebote, también de las fijas», asegura.

Laura Martinez, experta financiera de iAhorro.com, coincide en este punto. «El indicador hipotecario es muy sensible a las decisiones del BCE por lo que esperamos que los próximos meses se mantenga en negativo y que se acerque a cero a final de año. La 'guerra' hipotecaria va a seguir unos meses más mientras el Euribor siga en estos datos históricos», especifica.

Por su parte, Antonio Sales, analista de XTB, también confirma una moderación en las alzas. «Es probable que el ligero incremento que había experimentado el interés requerido a la hora de solicitar una hipoteca se modere en el crecimiento ante las nuevas inyecciones de capital previstas para la economía europea, pudiendo incluso estabilizarse en los niveles actuales», señala.

Un escenario contradictorio

La nueva ley hipotecaria, que entrará próximamente en vigor, también marcará la evolución del Euribor. «La banca también está pendiente de la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, un acontecimiento que, probablemente, sí encarecerá las hipotecas», afirma Riera. Ante este panorama algo contradictorio, los créditos a tipo fijo podrían ser la opción tanto de las entidades como de los clientes. «Es probable que la banca opte por seguir incentivando la contratación de hipotecas fijas, que puede que no se encarezcan tanto como se preveía a finales del año pasado». Los bancos también han optado por adaptar sus ofertas a la nueva normativa y se han adelantado asumiendo todos los gastos de constitución, aunque algunos siguen repercutiendo la tasación al cliente. «Hay que decir, eso sí, que la mayoría de estas entidades también han subido el interés de sus hipotecas para compensar ese coste adicional», especifica Riera.

Por su parte, la experta de iAhorro añade que varias entidades ya «han subido levemente sus tipos, pero no como consecuencia de la decisión del BCE». «La ley hipotecaria y el nuevo reparto de gastos están detrás de algunos incrementos en los tipos de interés. A pesar de esto, estamos en un buen momento para pedir un préstamo hipotecario ya que los intereses son más bajos que los registrados hace unos años», afirma. No obstante, Martínez puntualiza que cada banco sigue su propia estrategia: «Por ejemplo, ING solo apuesta por hipotecas variables o mixtas y en el caso de la variable en las últimas semanas ha subido su diferencial. Openbank también ha subido la TAE de su hipoteca variable en los últimos días».

«La ‘guerra’ hipotecaria va a seguir unos meses más mientras el Euribor siga en estos datos históricos» (Laura Martínez, iAhorro.com)

Martínez también señala a los préstamos fijos como la opción ganadora. «En general, los bancos prefieren dar hipotecas fijas frente a las variables para saber con cuánto dinero van a contar con cada préstamo que dan. Es verdad que en las últimas semanas los bancos han empezado a promocionar las hipotecas fijas para atraer a los clientes más conservadores que temen una subida del indicador. Con el Euribor en negativo es un buen momento para contratar una hipoteca fija con un diferencial más bajo que hace unos años», asegura.

Las políticas monetarias expansivas que priman en la actualidad también añaden más presión para los bancos. «Los bancos se encuentran en una situación compleja en la cual sus márgenes se ven cada vez más mermados debido a las políticas monetarias expansivas actuales. Si además tenemos en cuenta que la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria reducirá todavía más los márgenes, es probable que esa reducción en el beneficio se traslade al cliente mediante un incremento en los diferenciales de la concesión de créditos», sentencia Sales.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Hacienda quiere aprobar la tasa Google tras las elecciones pese al rechazo de la UE

Endesa y EDP se suman al protocolo para cerrar las nucleares entre 2027 y 2035