in

Se confirma que la niña encontrada viva en Wisconsin estaba secuestrada por el asesino de sus padres

Logró escapar de su secuestrador, el hombre que asesinó a sus padres. Con 13 de años, se encontraba desaparecida desde que se encontraran los cuerpos sin vida de sus progenitores.

Jayme Closs es una niña de 13 años que ha logrado escapar de su secuestrador en Wisconsin. El hombre que la tenía retenida es el asesino de sus padres.

Los padres de Closs fueron encontrados muertos en su casa. La puerta del hogar familiar había sido abierta con una escopeta y la hija de los asesinados se encontraba desaparecida. El asesino, Jake Patterson, de 21 años, había planificado cuidadosamente el ataque. Miles de voluntarios y oficiales registraron la ciudad de Barron, en Wisconsin.

El objetivo del asesino era la pequeña Jayme Closs, a la que secuestró según confirmó el alguacil del condado de Barron, Chris Fitzgerald. “Jayme era el objetivo”, declaró el alguacil. “El sospechoso tenía intenciones específicas de secuestrar a Jayme y se esforzó al máximo para tomarla”.

Jayme Closs estaba secuestrada en una casa rural situada a unas 60 millas al norte de su casa en Barron. La niña aprovechó un momento en el que su captor no estaba en casa para escapar. Tras pasar la noche en el hospital la pequeña habló con los investigadores dándoles la descripción del coche de su secuestrador. Gracias a esta declaración consiguieron dar con el captor y asesino de los padres de Jayme.

El alguacil asegura que es la pequeña quien ha conseguido solucionar el caso. La pequeña fue encontrada en la localidad de Gordon. Jayme Closs se encuentra con su tía y su perro.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Detenidas dos personas por una agresión homófoba en el metro de Barcelona

La víctima española de la explosión de París es de Toledo y tenía tres hijos