in

Vivir sin Piqué, las penurias del otro Andorra

Protesta en la previa de un partido del Andorra por la crisis que afecta a esta comarca de Teruel – Fútbol

Mientras el defensa del Barcelona ha reflotado al club del Principado, el equipo turolense, el AndorraCF, agoniza por las deudas y sueña con la llegada de un mecenas

«Cuando Piqué cerró la compra, recibimos llamadas de periodistas que confundieron su club con el nuestro y también de representantes para ofrecer jugadores. Nos lo tomamos con humor, falta nos hace». Entre el vestuario del FC Andorra y el estadio del Andorra CF existen 300 kilómetros de separación, cuatro horas por carretera, pero estos conjuntos comparten más que el nombre. Ambos militaron en Segunda B y en Tercera división, aunque el esplendor quedó en el pasado y ahora compiten en categorías inferiores, uno en la Primera Regional catalana y el otro en la Preferente de Aragón. El futuro de las entidades, sin embargo, se presenta diferente. Mientras el equipo del Principado ha encontrado en el defensa del Barcelona un mecenas que sueña con llevar a este modesto hasta la élite, el cuadro de Teruel lucha por su supervivencia, la de su comarca y la de las minas de las que viven sus cada vez menos habitantes. «Les ha ha tocado la lotería con Piqué, ojalá alguien, algún famoso, un patrocinador, se acuerde de nosotros y nos eche una mano, no podemos dejar morir el fútbol aquí», afirma Juanjo Revuelta, uno de los miembros de la junta gestora de los aragoneses.

El anunció del cierre de la central térmica de Andorra, previsto para 2020, ha hundido a las explotaciones de carbón de una comarca que ha vivido de la minería durante décadas. Hace unas semanas, la de Ariño paralizó por sorpresa su producción y casi doscientos trabajadores se encuentran ahora en la estacada. Algunos de ellos son socios del Andorra CF, el club de fútbol más representativo de la zona. Un equipo ahogado por una deuda de 700.000 euros cuyo futuro intenta salvar una junta gestora de siete valientes. La situación actual no invita al optimismo, pero no caen en el desaliento y exhiben el espíritu luchador que impregna esta tierra minera. «Nos cortaron la luz el 16 de septiembre porque debemos 16.000 euros a la compañía eléctrica. Usamos un grupo electrógeno que tenía la instalación, que es municipal aunque la luz la paga el club, bueno, en este caso no porque hay tantos agujeros que tenemos otras prioridades con el dinero», explica Revuelta a ABC. Cuando detalla el grueso de la deuda, se entiende mejor que el futuro del club esté en el alambre. «No se hicieron bien las cosas, debemos 400.000 euros a Hacienda; 120.000 a la Seguridad Social y el resto son cuotas de créditos impagados y proveedores». Con estos números, seguir respirando es una heroicidad, y más para un equipo de una categoría tan modesta. Curiosamente, la compra andorrana de Gerard Piqué ha puesto en el escaparate al conjunto turolense. «Aunque fuera por confusión, las visitas a nuestra web se dispararon. Hay gente que ahora conoce nuestra situación, a ver si alguien nos ayuda».

Una Copa para la historia

Cuando Piqué anunció su entrada en el otro Andorra, la web de los turolenses disparó su número de visitas porque muchos aficionados confundieron el nombre de los clubes. Mientras la llegada del defensa del Barça al Principado ha reactivado a un equipo y a una hinchada que sueña con dar el salto a la élite, la entidad turolense libra otra batalla: la de la supervivencia de una comarca víctima del desempleo y la despoblación. «Muchos pueblecitos que viven del trabajo que hay en Andorra se están quedando vacíos». Atrás queda aquel pasado en el que el Andorra CF llegó a contar con 3.560 socios. Fue entre 1975 y 1985, coincidiendo con el esplendor minero y la presencia de Endesa. «En la temporada 1973-74, por motivos de patrocinio, el equipo pasó a denominarse Club Endesa Andorra, nombre que mantuvo hasta la Liga 2001-02. El club estuvo vinculado con esa empresa y muchos dirigentes eran directivos del equipo. Tras su privatización, la eléctrica cesó el patrocinio y la entidad adquirió su actual nombre, Andorra Club de Fútbol». Ahora no llega a los 600 socios.

Aquella etapa de esplendor social estuvo acompañada de gestas deportivas. A Revuelta se le ilumina la voz cuando la conversación pasa al balón. «En 1981 eliminamos al Real Zaragoza en la Copa del Rey. Eran líderes de Primera y tenían un equipazo en el que jugaban Valdano, Amarilla y Gorriz. Nosotros estábamos en Tercera y ese año ascendimos a Segunda B», recuerda emocionado. Curiosamente, en la categoría de bronce coincidieron y se enfrentaron en alguna ocasión al Andorra ahora en manos de Piqué. Para este miembro de la gestora del club turolense, poder revivir ese duelo en el tercer escalón el fútbol sería un bonito sueño, del que despierta al volver a la realidad de las cuentas. Son las penurias del otro Andorra, el que no disfruta del colchón de un Piqué.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Arturo Vidal vuelve a las andadas

Juanma Moreno afronta su primera crisis de Gobierno en Andalucía tras la renuncia del consejero de Hacienda